De manera general, para la observación de fauna salvaje interesan las cámaras más rápidas de disparo, con buena calidad de imagen y que iluminen por la noche mediante luz infrarroja.

VELOCIDAD DE DISPARO:

Las cámaras más rápidas de disparo pueden hacer fotos a los 0,2 seg, lo cual permite capturar prácticamente todo lo que se mueva por delante de la cámara. Esta característica es fundamental si se pone la cámara al paso, ya que capturará a los animales que pasen más rápido. Las cámaras más lentas (> 1 seg) solo capturarán a los animales que pasen lentos o se paren delante de la cámara.

Si se coloca la cámara en un punto de alimentación o comedero, las cámaras lentas podrán funcionar perfectamente, ya que las muy rápidas podrían acumular una cantidad de fotos excesiva.

CALIDAD DE LA IMAGEN:

La definición, nitidez y claridad de la imagen depende más de la óptica y calidad de la electrónica que de la resolución. Es muy frecuente que los clientes interpreten que más megapixel equivalen a mejores fotos. Esto no es cierto, ya que la mayoría de los fabricantes instalan sensores digitales de 5 mpx y las resoluciones mayores se consiguen por "interpolación", que es un proceso de aumento de la imagen mediante el software.

En cualquier caso es preferible tener cámaras rápidas y con buena iluminación, ya que capturarán más cosas, y lo que interesa en fototrampeo es la información... 

TIPO DE ILUMINACIÓN:

La luz infrarroja es fundamental para una cámara de fototrampeo que se dedique a observar fauna. Es invisible y aunque produce imágenes y videos en blanco y negro, se pueden apreciar perfectamente los detalles de los animales.

Los leds de luz infrarroja convencional se colorean de un tono naranja en el momento que emiten la luz. Esto no suele ser un problema para los animales, pero sí puede hacer que las cámaras sean localizadas en medio de la noche por alguien que mire hacia la cámara en ese preciso momento. 

Las cámaras con Luz infrarroja negra eliminan este brillo, por lo que evitarán este problema, pero siempre producen fotos y videos de algo peor calidad que su equivalente en luz infrarroja convencional. Esto se debe, no solo a los filtros que se añaden a  los leds, sino también porque el tiempo de exposición es mayor y pueden aparecer borrosos los objetos en movimiento.

Las cámaras con luz blanca disponen de un flash incandescente o leds de luz visible. La luz es perfectamente visible por animales y personas y sólo son recomendables en los casos en que es importante obtener imágenes nocturnas en color. Este tipo de cámaras puede resultar molestas para la fauna, y son fácilmente detectables por la noche, por lo que no las recomendamos, exceptos en casos excepcionales.

infrarroja
LUZ INFRARROJA CONVENCIONAL LUZ INFRARROJA NEGRA LUZ BLANCA